Skip to content

Oswaldo Castillo Echanove

 

Oswaldo Castillo Echánove

En 1966 Oswaldo comenzó a estudiar el curso de dos años para obtener el certificado requerido para tramitar su credencial oficial de guía de turista. La Academia de capacitación para los futuros guías funcionaba entonces bajo el patrocinio del Sindicato de Taxistas de Yucatán, quienes habían obtenido de las autoridades los permisos correspondientes. Su director fue un destacado intelectual que era entonces el Secretario General de la Universidad de Yucatán, el Licenciado Jaime Orosa Díaz.

Oswaldo castillo O C E 1

La Academia de capacitación de guías de turistas contaba con muchos distinguidos maestros y conferencistas, recuerdo entre ellos al maestro Alfredo Barrera Vázquez a Miriam Beatriz Ríos Meneses, Víctor Segovia Pinto, todos ellos de inolvidable memoria entre los yucatecos. Quienes con sus pláticas nos dejaban siempre deseando aprender más. Al concluir su curso en 1968, y después de trabajar como guía independiente por un corto tiempo, Oswaldo se une al equipo de trabajo de González Tours, propiedad de Ricardo González Cabello;  esta agencia además de los tours arqueológicos tradicionales organiza viajes de aventura, cosa que atrajo a Oswaldo a esta agencia.

Nuestro amigo recuerda los tours de caza y pesca en la costa yucateca, empujando el bote de fondo plano ocupado por los turistas armados de escopetas, mientras él con el agua y lodo hasta la cintura desde las tres y media de la madrugada. Y regresan al camino saliendo el sol. Siendo este tour una aventura no se hospedaban en los hoteles de la costa, sino preparaban un campamento, recuerda el sabor de pescado fresco o pato recién cazado, los frijoles y las tortillas que preparaban, en fin,  él ama las aventuras, eso es lo importante.

Oswaldo Castillo En Uxmal

Oswaldo Castillo en Uxmal

 

 

En otra ocasión recién graduado Oswaldo y en compañía  Ricardo González y los otros jóvenes organizaron un viaje por carretera Mérida – Puerto Juárez – Tulum una distancia de 450 Km en angosta carretera, pero los últimos 100 Km en un camino de arena suave  en la que es necesario ir despacio para no derrapar, naturalmente el tráfico no existía, si te quedabas tirado había que esperar. En el vehículo, un Ford de 1936 (herencia de su Abuelo) viajan toda la noche para llegar a su destino a las 10:00 de la mañana, al final; Tulum, con su mar de muchos colores es la recompensa, comen y beben, y al atardecer  inician el viaje de regreso. So many foolish times, but so much fun.

El Camino se hace andando…y así se aprende; Oswaldo todavía sonríe cuando recuerda su primera visita a la Ruta Puuc (Labna, Sayil, X´apak).

Un día en la agencia le dicen: mañana debes de salir con un jeep a las 6 de la mañana, te vas directo a Kabah, donde encontrara a las 9 A.M. a unos clientes para la visita.

Esa tarde Oswaldo compra las guías básicas, estudia los mapas de los sitios mayas, pregunta a compañeros que conocen la ruta, todo listo. Pero no conoce las veredas, en la selva (NO HAY SEÑALES).  Así que sin pensarlo dos veces a su paso por Muna le pidió a Luis Arana que lo acompañara para mostrarle el camino.

Recuerda mucho como disfrutó el tour, manejando entre la vegetación de Yucatán tan exuberante durante la temporada de lluvias. Andando un camino desconocido.

En éstos recuerdos presento pequeñas historias de amigos turisteros, tratando de presentar cómo éramos cada uno de los que trabajamos en el Turismo.

Oswaldo, muy pocos años más joven que éste servidor, tiene el mismo carácter y personalidad que el que esto escribe. Alegre, pachanguero, de buen carácter; hicimos buena amistad y compartíamos alegrías y fiestas.

Pero la neta, Oswaldo era compañero de pachangas, fiestas, disco… que buenos reventones hicimos.

En los años 60’s y 70’s todavía era una aventura llevar turistas a Chiapas. Pocos eran los extranjeros que se aventuraban a los viajes fuera de programas muy organizados. Generalmente eran europeos los que disfrutaban de la aventura.

Pero para nosotros era una alegría ir a Chiapas, Oaxaca o Veracruz, los recorridos difíciles eran los favoritos, sobre todo aquellos donde el acceso es difícil y la naturaleza virgen estaba en todo su esplendor.

Su carácter hacía lo hacía aventurero; recuerdo cuando en compañía de Juan Vázquez, Eduardo González, y otros amigos, se fueron a Chiapas, vía la recién abierta carretera a Ocosingo, era alrededor de 1975. Después de descansar plácidamente se dirigieron a San Juan Chamula; entonces el camino no estaba petrolizado, eran pequeños senderos que se abrían entre la vegetación, en pocas palabras se perdieron y llegaron a la cima de un cerro donde ya no pudieron seguir, debo añadir que era un auto Impala nuevo que acababa de comprar el amigo Oswaldo, así después de bajar a los amigos para aligerar el peso del auto, bajó en reversa con mucho cuidado evitando causar daños al vehículo. Después de varios intentos, finalmente llegaron a San Juan Chamula para hacer la visita deseada.

En otro tour a Chiapas, acompañando a los amigos suizos, padres de una compañera, Claudia, al llegar a Bonampak (el viaje era en avioneta desde Palenque) estaban los agentes de migración verificando documentos. Los señores habían dejado sus documentos en Mérida, y los oficiales no se portaron muy corteses con los turistas, los pusieron en la cárcel. Hasta que la Oficina en la Ciudad de México les ordenó dejarlos en libertad. Los Wehrli estaban tan asustados que le pidieron a Oswaldo regresar a Mérida, donde estaban sus pasaportes.

Siguiendo con las aventuras de Oswaldo, me comentó que la primera vez que fué a Cobá, llevó un grupo, pero no existía el camino petrolizado así que fue en Jeeps; yo recuerdo que la primera vez que fui a Cobá, llegué en mi siempre confiable “bug” 1966 amarillo que no consumía mucha gasolina. No había carretera pavimentada y el camino, entre grandes árboles y algunas milpas, conducía a la pirámide de Nohoch Mul. El pequeño pueblo de Cobá a la orilla del lago era un caserío más que un pueblo, para comer llevamos charritos, plátanos, pan y mucha agua para beber, también llevamos un bidón de gasolina. La última estación estaba en lo que hoy es Cancún, sobre la carretera Mérida-Puerto Juárez. No existía todavía el famoso restaurante El Bocadito en el que algunos años después comíamos durante nuestros viajes a Cobá, restaurante es un nombre muy elegante para lo que era un pequeño comedero donde se comía la comida del día acompañada del arroz y frijoles.

Cuando yo era muy niño, recuerdo que el papá de un amigo, Ramiro Alcocer, era maestro de la Facultad de Química en la Universidad, y cada año hacía un viaje fantástico (años 50’s), iban en autobús hasta Chemax. Era una angostísima carretera para un vehículo, en este punto se bajaban del autobús que llevaba gallinas, pavos, armadillos, perros, etc., y después de cargar sus morrales (back packs), llenos de laterías, pan, agua y todo lo necesario, caminaban por una brecha durante todo el día para llegar en la noche al sitio dónde acampaban. Después de permanecer algunos días tomaban el camino de regreso a casa en un autobús que se detenía en cada poblado, y después de casi 10 horas llegaban finalmente a Mérida.

Oswaldo Castillo en la Columnata Norte de Chichen Itzá

Oswaldo Castillo en la Columnata Norte de Chichen Itzá

 

 

Al inicio la corriente turística de Can Cun, Oswaldo y un grupo de amigos guías decide dirigirse al nuevo destino es principios de 1975 y de unas nueva aventura, son 14 en total y con poco dinero; así entre todos alquilan una casa; las hamacas se cuelgan una sobre la otra, algunos “duermen” sobre catres improvisados y otros como pueden. Poco a poco el equipo se hace menor, hay trabajo, ahora tienen posibilidades de instalarse por su cuenta. Pero este grupo de 14 amigos permanece unido muchos años; aunque el grupo se reduce, algunos regresan a Mérida, otros abren sus negocios propios: una ferretería, un restaurante etc. Pero Oswaldo ama el mar, en las excursiones acompaña a los turistas a descubrir nuevas aventuras… ahora con el Snorkle y las patas de caucho…

En ocasiones disfrutamos con él de las costas quintanarroenses, muchas de las playas que ahora parques turísticos, o bien Isla Mujeres y Cozumel, sol, nadar todo el día…en fin la buena vida

Oswaldo Castillo en Tulum

Oswaldo Castillo en Tulum

 

 

Le agradezco a mi amigo de 47 años que durante su última visita a Mérida, hace algunos días, reviso los álbumes fotográficos que conserva en casa de su mamá Doña Miriam y escogió algunas para acompañar este corto escrito.

Me gusta siempre acompañar de fotos que muestran al personaje de carne y hueso, que ama el turismo y recuerda con pasión.

Pero como dice el mismo amigo. No sé si es mejor visitar el sol de la media noche de Rusia, o el sol de medio día de Yucatán, porque el nuestro es capaz de romper piedras.

Galería fotográfica

Agradecemos al amigo Oswaldo las imágenes de los años 1970’s, que nos envió para publicar en este blog de Historia del Turismo en Yucatán.

 

021125-R1-00-1

Chichén Itzá, Casa de las Monjas.

 

 

 

 

021125-R1-01-2

Cobá, Quintana Roo, cuando la tupida vegetación rodeaba completamente el sitio arqueológico, frecuentemente también se veían monos araña, venados y muchos pequeños animales en los senderos. La vegetación en esta imagen es verde, lo que nos indica que fue tomada la fotografía en la temporada de lluvias.

 

 

 

 

021125-R1-02-3

 

 

021125-R1-07-8

 

 

021125-R1-08-9

 

021125-R1-06-7

Recuerdo de un viaje de Oswaldo a Guatemala, sólo conserva dos imágenes, la de esta bellísima tejedora de cintura, y la imagen de abajo, que es una vista parcial del mercado.

 

 

 

 

021125-R1-11-12

 

021125-R1-04-5

 

021125-R1-05-6

 

021125-R1-09-10

 

021125-R1-10-11

 

021125-R1-03-4

Bella imagen del siempre querido y admirado arqueólogo Víctor Segovia Pinto, de sombrero, y de pantalones blancos el muy querido amigo, Reyes “Chino ” Saldívar.

 

 

 

 

021125-R1-12-13

Recuerdos de una fiesta de los años 70’s de los guías de Cancún, cuando los jóvenes de entonces, compañeros guías, se reunieron para un festejo. Al fondo el empresario restaurantero Víctor “Picuda” Buenfil Pavón, quién ofreció el festejo a los guías que eran sus clientes a lo largo de año, mismos que llevaban grupos a su restaurante; y Benjamín Ayala ; a la izquierda, de camisa negra, Herbert “El Acapulco” Collí, una dama, y posteriormente Carlos Mendoza,  Juan Canul y Hernán Mex “El Pantera”. A la derecha, aparece en camisa blanca Juan Iuitz, de camisa blanca, Juan Rosado y en primer plano, Fred Villajuana.

 

 

 

 

021125-R1-13-14

Cuautémoc Rubio tocando la guitarra.

 

 

 

 

021125-R1-14-15

No aparecen en las fotografías numerosos guías que estaban trabajando ese día, entre ellos Manuel Encalada, Manuel Padernilla, Javier Godoy, José Solís, Carlos Sosa, Jorge Castro, Hernán Ruíz y muchos otros compañeros.

 

 

 

 

021125-R1-16-17

De frente el licenciado Pedro Solís, de medallón en el pecho, Fred Villajuana y Víctor Buenfil, hijo.

 

 

 

 

021125-R1-15-16

Al fondo a la derecha se encuentra Henry Rodríguez, Iuitz, Fred Villajuana; y a la izquierda en primer plano viendo a la cámara, Eduardo González Nabté “El Potro”.

 

 

 

 

021125-R1-17-18

Joana y Jorge Rosado, 1976.

 

 

 

 

 

 

One Comment
  1. Oswaldo Castillo permalink

    Estimado Jorge,como dice el refran, recordar es vivir, el tiempo pasa pero los recuerdos de buenos tiempos y las buenas amistades nos acompanian todo el resto de nuestra existensia, te deceo continues con este tu exelente trabajo de recopilar datos de nestra muy querida industria turistica y que nuestro querido Mexico supere este momento triste que ahora vivimos, Hacia adelante, Afectuosamente, Oswaldo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: