Skip to content

MÉRIDA DE YUCATÁN III DZIBILCHALTÚN

Intro

equinoccio

En el municipio de Mérida, al Norte de la ciudad, pero ya rodeada de proyectos habitacionales que la mancha urbana siempre creciendo ocupa rápidamente se encuentra uno de los sitios más extensos y antiguos del Norte de la Península: Dzibilchaltún, como ahora llamamos al sitio arqueológico. Hace unas décadas, el sitio estaba rodeado de extensos henequenales y era frecuente encontrar ganado vacuno pastando entre los monumentos.

Debido a su cercanía a la ciudad y de estar rodeado de haciendas coloniales como la hacienda Dzibichaltún, cuyos vestigios pueden verse cercanos al camino, X´Cunyá, Santa María, Noh Ac, X’Canatún, etc., así como los antiguos pueblos de Chablekal y Cholul, siempre fué conocido por los habitantes de Mérida, que con frecuencia familias enteras visitaban para bañarse en el cenote.

En la cercanía se hallan otros 14 cenotes que aprovisionaban de agua a Dzibichaltún y otros sitios precolombinos cercanos, así como a las haciendas y pueblos mencionados.

Su primera ocupación ocurre hacia 1,600 años antes de Cristo, y se puede decir que ha tenido una ocupación ininterrumpida hasta el presente.

En 1941 el reconocido antropólogo y maestro de las generaciones de futuros arqueólogos y antropólogos en el Estado, Alfredo Barrera Vázquez, llevó a recorrer éste sitio cercano a la ciudad de Mérida a un arqueólogo norteamericano amigo de él, el señor, George Brainard, quien se interesó por la extensión del sitio y la cantidad de monumentos en el lugar tan cercano a la ciudad de Mérida. Pero siendo años difíciles, en plena Segunda Guerra Mundial, el proyecto fue al cajón de espera, aunque el señor Brainard visitó frecuentemente Dzibichaltún, por cuenta propia acompañado de un joven arqueólogo llamado Wyllys Andrews IV, quien también quedó maravillado por el lugar y durante sus vacaciones realizaron el primer mapa del núcleo central de ésta antigua ciudad prehispánica, además de explorar el cenote X’Lakáh, entre otros trabajos.

piramide-002

Imagen de 1990. A la derecha, con un libro en la mano, el autor del blog, al centro el arqueólogo Víctor Segovia Pinto, y un amigo puertorriqueño que nos acompañó durante la visita.

 

Años después el doctor Andrews IV regresa como líder del proyecto Dzibichaltún (1956-1966) de la Universidad de Tulane, patrocinado por Middle American Research Institute y la National Geographic Society, durante éstos años los primeros trabajos consistieron en cortar la vegetación y limpiar el terreno antes de iniciar los trabajos. Acompañaron al doctor Andrews en ésta labor el mismo doctor George Brainard, y muchísimos distinguidos profesionistas entre los cuáles citamos unos ante la imposibilidad de hacerlo con todos, ya que vinieron especialistas de numerosas disciplinas para efectuar el trabajo, así, tenemos a: Robert Funk, John Feistel, David Bolles, así como George Stuart y Edward Kujak. Éstos dos últimos, Stuart y Kujak, elaboraron un plano del sitio hasta más allá de sus límites, comprendiendo otros sitios mayas cómo El Mirador (ya desaparecido), y cuyas piedras fueron utilizadas para la construcción de la primera carretera Mérida – Progreso, y otro sitio cercano llamado Komchén. Así, en un área de 12 kilómetros en dirección Norte-Sur y 4.5 en dirección Este-Oeste, encontraron un número superior a 4 mil construcciones en piedra y/o plataformas de piedra sobre las cuáles se construyeron estructuras de material perecedero, también hallaron cerca de 30 mil estructuras habitacionales de material perecedero. Los diversos grupos ceremoniales estaban unidos por 12 sacbés extraordinariamente anchos, hasta de 15 metros promedio.

El centro principal ceremonial-habitacional de la ciudad es la zona restaurada que visitamos ahora, representa un área de 30 hectáreas. En ésta parte existen numerosas construcciones de gran tamaño, generalmente todas estaban abovedadas. Podría decirse que el eje central de la ciudad, lo constituye el gran sacbé, que une el Grupo de las Muñecas con la Gran Plaza y termina al Oeste de la ciudad con otro grupo arquitectónico.

Más allá de este núcleo central existen varios grupos con monumentos de piedra sobre plataformas escalonadas alrededor de plazas, así mismo contienen pirámides, pero muchas de ellas tenían el techo de material perecedero.

En 1988 el arqueólogo Rubén Maldonado Cárdenas halló un entierro de gran valor arqueológico-histórico, pues contenía además de la osamenta del gran señor “Uk Uw Chan IMG_0035Chaak”, quien gobernó éste sitio hoy llamado Dzibilchaltún a fines de los años 800 y principios de los 900 D.C., entre las ofrendas del entierro se hallaba un hueso de venado con el nombre la antigua ciudad, “Chi Chaan Ti Ho”, según ésta inscripción jeroglífica.

En la estela 19 de Dzibilchaltún está contenida también una bella imagen de “Uk Uw Chan Chaak”, vestido con gran dignidad y un texto jeroglífico que contiene su nombre.

En Mérida de Yucatán I expusimos con amplitud cómo los señores mayas de Tikal, Yaxilán, Uxmal y otros asistieron a Dzibilchaltún para organizar el gobierno de la provincia de lo que es hoy Mérida y sus alrededores.

Se estima que la ciudad antigua ocupó una extensión de 19 kilómetros cuadrados, con una población estimada de 40,000 habitantes. El Parque Nacional abarca únicamente 600 hectáreas o 6 kilómetros cuadrados, y el resto corresponde a ejidos y propiedad privada de muy diversas índoles.

El Grupo de las 7 Muñecas

Al extremo Este del gran sacbé, mismo que tiene 2,400 metros de largo, un ancho de 20 metros, y el relleno alcanza en su parte más alta 2.4 metros sobre el terreno, se encuentra la plaza y en la misma y sus alrededores se encuentran 15 estructuras, entre ellas, al centro, la mayor o la Casa de las 7 Muñecas. Éste es el monumento emblemático más importante de Dzibilchaltún.

El edificio en realidad está formado por 3 construcciones consecutivas sobrepuestas. La primera data del 300 D.C., misma que fué rellenada para construir un segundo templo, como puede verse hasta hoy.

Los arqueólogos excavaron alrededor del primer templo, hallando al fondo de los pozos ofrendas, entre ellas: dos cuchillos de pedernal en perfecto estado de conservación, agujas de hueso, huesos de pescado, cuentas de piedras y otros.

IMG_0042

El templo y escalinatas que admiramos corresponden al segundo período, cuya construcción data de 500 D.C. Las vigas originales eran troncos de subinché, una madera relativamente angosta pero extremadamente dura. Aunque como cosa curiosa, los muros son de pésima calidad, ya que en lugar de argamasa usaron lodo para unir las piedras, así mismo, las paredes no están perfectamente lisas, contrario a lo que ocurre en todos los sitios de Yucatán de la misma época.

Las escalinatas en los 4 lados alcanzan la altura del primer templo, las esquinas están decoradas con estilizados mascarones del Dios de la Lluvia que siguen la línea de la construcción, es decir, ligeramente reclinados hacia atrás.

Las escaleras son inclinadas y los escalones angostos, lo que hacían difícil subir por ellos. En la escalera del poniente aparentemente existió un oratorio, se conserva el nicho.

La Gran Plaza

edificio 44

Al fondo la estructura # 44, que con sus 130 metros de largo, es la más grande del Norte de la Península de Yucatán, y delante la Capilla; parcialmente cubierta de vegetación, se encuentra la Casa Cural. El crecimiento de la moderna Mérida es visible en ésta imagen de 2013, en la que se ven las altas torres de conducción eléctrica, y los modernos edificios en las cercanías del sitio arqueológico.

 

Sin duda alguna es el más importante centro religioso-administrativo de la ciudad. Mide 12,240 metros cuadrados, y está completamente rodeado de edificios cuyas fachadas principales y escalinatas están en la plaza, entre los cuales están por su tamaño los más grandes y altos de la ciudad, así como el cenote, principal objeto de culto en el sitio; y una zona habitacional usada por la élite de la ciudad. El principal sacbé atraviesa la plaza en dirección Este-Oeste, en su camino del tempo de las 7 Muñecas a otro grupo no restaurado al Oeste. De conformidad con el tipo de materiales y técnicas utilizadas, la Gran Plaza data de alrededor del año 700 D.C. Estuvo totalmente recubierta de estuco y pintada. Igualmente los edificios que la rodean.

Como hemos mencionado anteriormente, Dzibichaltún, ocupado originalmente hacia 1,600 A.C., ha tenido una ocupación continua hasta el día de hoy. Como cosa curiosa en el centro de ésta Gran Plaza se construyó una capilla de indios, de cañón corrido, donde se conservan nichos de las imágenes y vestigios de color. A su costado norte se encuentra la sacristía, donde se halló una piedra de memorial de la construcción fechada 1593. Justo frente a la bóveda de la capilla se encontraba la enramada con techo de palma, donde los habitantes venían a escuchar la misa en latín. Durante las excavaciones efectuadas por el arqueólogo Rubén Maldonado se halló que en el área de la enramada se celebraban entierros durante el período colonial, ya que además de las osamentas se hallaron medallas, cruces y otros objetos de metal.

 IMG_0093

Santa Úrsula

La imagen de la patrona del sitio fué trasladada al vecino pueblo de Chablekal a 1,700 metros, donde permanece hasta ahora, pero dentro del límite original del sitio de Dzibichaltún.

Una vez terminando el convenio celebrado por el Gobierno mexicano y la Universidad de Tulane, el INAH continuó con los trabajos de restauración en los que han participado distinguidos arqueólogos con sus equipos respectivos desde albañiles, antropólogos, arqueólogos, etc., entre ellos: Víctor Segovia Pinto, Alfredo Barrera y Rubén Maldonado Cárdenas, quien durante 12 años trabajó en el sitio y cuyo trabajo visitamos hoy.

El lado Sur de la Plaza Mayor del sitio está ocupado por la estructura #44, una de las más largas del Área Maya, con 130 metros. Se encuentra sobre una elevada terraza con escalinata corrida de un extremo a otro. El templo es resultado de diversos períodos de construcción que datan a partir del Clásico Temprano (300-600 D.C.) al Clásico Tardío (800-1,000 D.C.). El edificio tiene 35 puertas al frente, pero únicamente contenía 3 recámaras ceremoniales largas. El arqueólogo Rubén Maldonado C. fué quien rescató éste edificio y muchos otros en el sitio.

Durante los trabajos efectuados por el INHA Yucatán a partir de 1992, bajo la dirección del Arqueólogo Rubén Maldonado Cárdenas, se estudiaron las estructuras del conjunto, además de la restauración tal como la encontramos ahora, y entre las piedras se recogió una gran cantidad de molduras en estuco, que cubrían las fachadas, y ofrendas colocadas por los mayas.

Entre las figuras que ornaban el largo templo se rescataron: molduras en estuco de forma circular, con un agujero en la parte central, pintadas en verde y azul, quizás representando el jade y turquesa. Se hallaron numerosos trozos de molduras de estuco por todas partes por lo que se cree que la decoración estaba conformada en este material. Secciones de 2 mascarones del Dios de la Lluvia. 2 rostros humanos en estuco, con los labios entreabiertos y con tocados de plumas azules. Figuras zoomorfas diversas como uno que representa un sapo, con ojos saltones y la boca abierta; una cabeza de lechuza, muchas figuras en forma de caracol en diferentes colores como verde, amarillo, azul, rojo. 4 cabezas humanas esculpidas en estuco.

hpqscan0003 - copia

Anillo de hueso de venado con inscripciones jeroglíficas.

También se hallaron enterradas en el edificio en diversos lugares 7 vasijas, con dibujos simples, aproximadamente a 20 centímetros de profundidad.

La parte trasera del gran edificio sur tiene 3 escalinatas, aunque los escalones son puramente decorativos ya que tienen el triple de la altura de los escalones normales, y también hay una plataforma rectangular construida después.

Así mismo, en la parte de atrás de este edificio sur se halló un gran depósito de 250,000 fragmentos de cerámica de diversos tipos y períodos, lo que permite ayudar a fechar la ocupación de la ciudad.

Justo paralelo al sacbé se encuentra el límite Norte de la Gran Plaza, formado por un cojunto habitacional sobre terrazas a diferentes niveles. Destaca en el grupo una pirámide, de 9 metros de alto por 18 de lado, en lo alto de la cual se tiene la mejor vista de la ciudad. El cuerpo está parcialmente restaurado con un estilo muy atractivo por lo diferente que vale la pena observar detenidamente.

IMG_0090

También conocida como estructura #36 o Pirámide Escalonada, utilizó en la base de la construcción grandes piedras que probablemente pertenecieron a otros edificios, y en especial se encontraron fragmentos de las estelas 18 y 19, usadas como material de relleno, lo que hace suponer que un nuevo grupo tomó el poder, por lo que los altares monumentales o estelas de sus antecesores fueron quebrados intencionalmente y usados de relleno.

Es en ésta época, alrededor de 700 D.C., que la Gran Plaza fué agrandada y tomó las dimensiones actuales, como consecuencia de un cambio drástico, y varios templos fueron modificados.

El Cenote X’Lakáh

hpqscan0003

Ehecatl, Dios del Viento del Altiplano con un pedazo de cristal de roca. Objeto importado de ésta zona y usado como ofrenda al Dios del Agua en Yucatán.

Como muchos cenotes en el Norte de Yucatán, fué utilizado, además de ser fuente de agua, para ofrendas y sacrificios al Dios de la Lluvia, Yuum Cha’ac. Los jóvenes de Mérida en los años 40’s y 50’s, probablemente antes, se dirigían en bicicleta hasta éste extraño lugar lleno de piedras para bañarse en el cenote y subir los grandes cerros de piedras. En más de una ocasión participé en ésta aventura de la que regresábamos cansados, más bien medio muertos, como decíamos entonces. Algunos mayores y con más experiencia y equipo descendían hasta lo que su cuerpo daba ignorando el peligro.

CENOTE

Antes de meternos al agua con los alumnos de Tecnología Turística Total.

 

Desde sus inicios en Dzibilchaltún, la expedición de la Universidad de Tulane tenía como uno de sus objetivos la exploración del DZONOT que tiene una forma alargada, y en la
parte central tiene 30 metros de diámetro. La mitad del pozo está cubierta con vegetación acuática, y una profundidad promedio de 60 centímetros. Éste cenote tiene una parte bajo la plataforma calcárea, lo que es muy peligroso para los que se zambullen en el cuerpo de agua, pues aquí no se distingue la luz del sol, y la profundidad es de 48 metros.

Después de traer el equipo moderno de buceo, le encargaron al experimentado buzo mexicano Fernando Euán, de hacer las primeras exploraciones. Durante las temporadas de 1957-1958 y 1959, se hicieron las exploraciones en las que participaron 2 buzos mexicanos, Fernando Euán y Earl Becht, además de expertos venidos de los Estados Unidos como Charles Acquaro, Bates Littleales y Luis Marden, entre otros.

hpqscan0002

Imagen de Dzibilchaltún de los 60’s. Como puede verse, el ganado de la hacienda venía a beber el agua del cenote X’lacah, al fondo puede verse dos trabajadores de la hacienda perdidos entre las piedras de las albarradas que anteriormente provinieron de los templos mayas.

 

Así preparando el equipo y tomando las precauciones necesarias, como fondear una “línea de vida” que los comunicara del fondo hasta la superficie, los exploradores hallaron grandes dinteles y piedras del edificio cercano al cenote, así como alrededor de 30,000 objetos, muchos procedentes de lejanas tierras, en turquesa, jade, obsidiana, oro y cobre. Así mismo muchas piezas de cerámica en buen estado, objetos de madera, recinas, hueso, etc. También osamentas humanas, muchas de ellas de gran interés por contener inscripciones jeroglíficas, o bien, pintadas de colores diferentes a pesar de estar sumergidas durante siglos en el fondo lodoso del pozo.

hpqscan0001

El arqueólogo Wyllys Andrews IV con parte de los objetos encontrados en el cenote X’lacah.

hpqscan0003 - copia (2)

La primera exploración fué un éxito para los arqueólogos y todo el equipo liderado por Wyllys Andrews IV.

antiguo1

Vista del sitio durante las excavaciones. 1956-1966.

 

hpqscan0002 hpqscan0001

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: